Uno No Es Lo Que Quiere Sino Lo Que Puede Ser

¿Estás presto a hallar la felicidad? Pues deja de procurarla en el dinero, y empieza por las personas que están a tu lado y te desean. Solo siendo tú mismo y gozando en el desarrollo conseguirás la esa que anhelas, pero que tal vez en este momento se te resiste porque un día erraste el sendero. Olvídate de tener, y piensa en ser. Entiendo que hay personas a las que la contestación a esa pregunta les puede resultar muy sencilla.

Un rotundo «sí» o un «no» puede zanjar el tema sin contemplaciones. La búsqueda de la alegría ha sido una de las considerables motivaciones del hombre a lo largo de la Historia, si no la primordial. Pero en ocasiones, se resiste y parece que no está en ningún campo de la vida.

Felicidad No Es Realizar Lo Que Uno Desea, Si No Querer Lo Que Uno Hace

Lograr la plena felicidad no es nada simple y es ligado de muchos puntos, introduciendo tu género de cerebro. Sin embargo, si decides vivir en el presente, gozando de lo poco que tienes, porque de todos modos, es lo que es necesario para ti, vas a sentir cómo tu vida es mucho más plena y feliz. Tienes aquello que deseas, y vas cumpliendo poco a poco tus misiones. Toda felicidad depende del coraje y el trabajo, Honoré de Balzac. La suprema felicidad de la vida es comprender que eres amado por ti mismo o, más precisamente, pese a ti. La alegría no puede ser lograda queriendo ser feliz.

Si tu vida se centra en obtener riquezas, y cada día ser más poderoso, te puedo garantizar ya mismo que nunca lograrás encontrar la alegría. Una obsesión compulsiva por ser mucho más grande y adinerado cada día solo te hace querer mucho más a cada momento, produciendo una enorme sensación de vacío, por el hecho de que se realimenta y reverbera en la necesidad de tener más y más con cada hora que pasa. Jamás estarás realmente satisfecho con lo que tienes.

La felicidad es un estado de ánimo, de cuerpo y alma. El misterio de la felicidad es comprender conjuntar los bienestares inmediatos con la satisfacción y la alegría de la conciencia. La alegría es la buena vida, que tiene su historia, pero, como mencioné anteriormente antes, difícilmente se puede ser feliz si no se tiene salud. Y la risa y la sonrisa son compañeros indivisibles que llevan a la buena vida.

Haz Lo Que Haces Para Ser Feliz

Incluso he llegado a oír en un bar a obreros de la construcción charlar con preocupación de conceptos macroeconómicos como la «prima de riesgo» del país, que no debería trascenderles lo mucho más mínimo en su vida día tras día. Hace varios años mi amigo Jacinto se trasladó a Barcelona y montó una agencia de Marketing. Como precisaba capital para lanzarse tras años realizando un trabajo por cuenta extraña, buscó la ayuda de un viejo amigo de su familia, que era el dueño de una conocida empresa de modelos cárnicos.

uno no es lo que quiere sino lo que puede ser

No me cabe la más mínima de que eso cambiará más adelante, y que esos indicadores van a ser cada día considerablemente más importantes, síntoma del avance real de un país y la meta clave en el trabajo de nuestros líderes. Si hubiese que regresar a la tríada salud, dinero y amor, que tiene que ver con la sabiduría habitual y el refranero, para comprender qué proporciona mucho más felicidad a las personas, lo más esencial es la salud. El dinero asimismo lo es, teniendo el mínimo para subsistir, y el cariño puede ser de amigos, de enamorados, es lo que hace disfrutar con los cariños. Pero sin duda la salud es lo primero, por el hecho de que en el momento en que se enferma, especialmente si se padece una de esas horribles anomalías de la salud, falla un ingrediente básico de la alegría. Ser feliz asimismo es ser siendo consciente de lo que contamos y comprender aprovecharlo, pues la alegría se conquista.

Qué Es La Felicidad?????

Además de esto tiene un inversor maravilloso con el que puede recordar cualquier ocasión cuáles son las cosas verdaderamente esenciales de la vida, y revisar que muchas veces son más sencillas de lo que pensamos en un primer instante. Tras Bután, más de 40 Estados comenzaron a planear distintas maneras de medir la alegría de sus habitantes. La fecha fue declarada en 2012 por la Asamblea General de Naciones Unidas para conmemorar el papel que desempeña esta en la vida de la gente de todo el planeta.

Cuanto más dinero poseas, o mucho más recursos, o más hijos, o más espacio en tu casa… Sin embargo, esto no nos hace más dichosos, sino todo lo opuesto. De forma frecuente confundimos la alegría con aquello que queremos, el cumplir nuestros sueños y lograr nuestra metas. Creemos que vamos a ser muy dichosos el día que tengamos esto o lo otro, ya que lo anhelamos con todas y cada una nuestras fuerzas, y nuestra vida semeja no tener sentido sin ese algo que aún no está en nuestras manos.

Actitud Efectiva: ¿qué Cosas Te Hacen Feliz Enserio?Invitados Del Hormiguero: Las Cosas Que Me Hacen Feliz De Verdad

La alegría es una emoción que se produce en un ser consciente en el instante en que llega a un momento de conformación, bienestar. Ocasionalmente es bueno parar la búsqueda de la alegría y simplemente ser feliz. Cuando estamos en este mundo no debemos ofrecer la espalda a los momentos más satisfactorios y a los mucho más inmediatos placeres como un buen vino, gozar de un paisaje, o la buena música, lo que la sociedad nos dé. Además, la vida buena abarca lo que se llama la alegría de la conciencia, que es la satisfacción que uno tiene de su relación con los demás en oposición al aislamiento. Ser feliz es también percibirse a uno mismo sin miedo.

En la sociedad occidental perseguimos la alegría de una forma peculiar, muy distinta a como lo hicieron nuestros ancestros. La procuramos y creemos encontrarla fuera de nosotros mismos, en las cosas que nos cubren ―las posesiones materiales, o la acumulación de elementos de consumo―, en lugar de buscarla en nuestro interior. Las mejores cosas que nos puede prestar la vida son gratis, son pequeñas y no son cosas. Recomiendan y apoyan sin esperar nada a cambio, pues ahora tienen cuanto precisan.

De todas formas, hablar de felicidad absoluta sería mentir. Como precisaba capital para lanzarse tras años trabajando por cuenta ajena, procuró la ayuda de un viejo amigo de su familia, que era el dueño de una famosa empresa de productos cárnicos. Para él fue realmente sencillo hallar la inversión necesaria para montar su empresa, puesto que a aquel empresario le gustaba la gente joven y veía que financiar el emprendimiento era un simpático guiño a él y su familia. Además, para ese popular empresario se trataba de una proporción de dinero irrisoria.