Quitarse Los Zapatos Antes De Entrar A La Casa

Selecto contenido que instruye, divierte, crea opinión y engrandece el saber de gente que, más allá de ver noticias, desea informarse. En la entrada de un templo en Japón se pide dejar los zapatos afuera y no fumar. Asociamos esta práctica a los nipones, aunque cada vez es más habitual a este lado del mundo. La mayoría lo hacen por limpieza, pero hay otras causas que podrían seducir a quienes no han adoptado aún este hábito. Otro estudio reciente nos dice que, si bien no nos lo tengamos la posibilidad creer, cada día convivimos con mucho más de doce especies distintas de insectos en nuestras propias casas.

Bajo nuestra mirada despreocupada se esconde una coalición criminal que ni en los más destacados tiempos de Bonnie y Clyde. Andamos pisando charcos, aceras con restos de poda y otras cosas, paseamos por el parque, entramos en un autoservicio, en un hospital… y llegamos a casa. ¿Te descalzas o vas de la cocina al salón pasando por la alfombra con las botas puestas? En Uppers deseamos explicarte porqué se quitan los zapatos antes de entrar a una casa en la mayor parte de países asiáticos y porqué en España muchos hemos comenzado a hacerlo con la irrupción de la covid-19.

Tampoco es que descalzarse sea una obligación, pero has de saber que por medio de un par de zapatos entra en el hogar todo tipo de suciedad y microorganismos que podrían contaminarlo. Es verdaderamente interesante comprender de dónde viene la tradición de quitarse los zapatos antes de ingresar en el hogar y cómo la investigación asimismo ha demostrado que esta costumbre es la opción mucho más saludable. En El país nipón, quitarse los zapatos es mucho más que una tradición, es una forma de vida que tiene sus orígenes en la construcción de las viviendas. Anteriormente los suelos se hacían con tejido de paja, con lo que se ensuciaban y estropeaban fácilmente. Aparte de las causas higiénicas por las que es mejor no entrar en casa con zapatos, asimismo hay fundamentos de salud que nos empujan a hacerlo. Como ya explicábamos en el presente artículo, para caminar por casa es aconsejable mantener un equilibrio entre ir descalzos y calzados.

El hábito de dejar los zapatos fuera de casa o en la entrada de la casa, tiene connotaciones culturales, religiosas, místicas y hasta científicas. En la civilización japonesa, la china, la rusa, la turca, la camboyana, la india y la árabe, quitarse los zapatos en la entrada de la vivienda es una costumbre muy normal. Este buen hábito, se debe, a que en el momento en que se anda por la calle, los zapatos entran en contacto con mucha suciedad y la multitud no desea llevar el sucio a sus hogares. Dentro de la civilización de Japón hay una tradición muy particular que data ya hace cientos y cientos de años y es la de quitarse los zapatos antes de entrar en una casa. Es una práctica que los asiáticos realizan con rigurosidad pero, ¿cuáles son las causas para hacerlo? Presta atención a este producto para comprender por qué razón esta cultura de sacarnos los zapatos ayuda a mejorar la salud según los científicos.

Escherichia Coli, Klebsiella, Enterobacter Y Serratia Son Algunas Bacterias Que Se Han Encontrado En La Suela Del Calzado

Según el trabajo de Gerba, de las bacterias identificadas en las zapatillas, el 27% eran E. El creador recomienda que la “abundancia de esta bacteria puede deberse al contacto recurrente con material fecal tanto en suelos de cuartos de baño como en la calle”. Pero algunos tipos tienen la posibilidad de generar anomalías de la salud y causar diarreas bastante severas. Más allá de que es verdad que en el exterior del zapato se encontraron la mayor parte de bacterias, el interior de los zapatos no estaba ni mucho menos libre de ellas. Algunas de las encontradas fueron la Escherichia coli, la Klebsiella pneumonia y la Serratia ficaria causantes de diversas infecciones. Tal y como se probó en el experimento, las bacterias se transfieren fácilmente de los zapatos a otras zonas no contaminadas.

Es precisamente cuando se rompe el equilibro (por falta de higiene, por cambios climáticos o con lo que sea) en el momento en que alguna población dispara su desarrollo y surgen la alarma. Las creaciones tradicionales chinas eran de planta cuadrada con estancias situadas en torno a un patio. El suelo de los interiores era de tatami, unas esteras modulares que además se empleaban para reposar y para comer, con lo que se intentaba que no se ensuciaran con el barro y la tierra del exterior. A la entrada de las habitaciones se dejaba el zapato sucio y se ponían unas zapatillas para los interiores o andaban descalzos. Esta práctica, aunque se hayan actualizado las construcciones, ha continuado y se cumple a rajatabla aun en oficinas o colegios.

Población Humana: Lo Que Revelan Las Cifras Sobre La Vida En La Tierra

Si bien el lavado reduce la presencia de estas bacterias en un 90% aproximadamente, la verdad es que no tendemos a lavarnos tan a menudo, con lo que podríamos prevenir varios problemas sencillamente con dejar los zapatos en la entrada de casa. Sin embargo, salvo que nos dediquemos a chupar los zapatos de forma habitual, la probabilidad de que alguna de estas bacterias infecte a alguien es muy baja. Esto, que son malas noticias para los fetichistas, es lo que enseña que en las casas donde sí se emplean zapatos no haya anomalías de la salud constantes. Si bien, hoy por hoy, no usar zapatos en el hogar aún semeja una práctica algo japonesa, los pocos estudios que se hicieron proponen que de a poco se está haciendo más habitual. Nos puede parecer raro, pero si nos paramos a pensarlo no faltan fundamentos. Hay varios estudios que nos hablan sobre lo que sucede enserio en 2 lugares a los que comunmente no prestamos atención, los zapatos y nuestro propio hogar.

Esto, por consiguiente, puede traducirse en menos tiempo para limpiar, sobre todo si hay alfombras, que se transforman en auténticos hogares de numerosas partículas que llevamos en la suela y que, además de esto, cuestan más de desinfectar. 3 Muere un niño de 8 años una vez que los médicos confundieran un tumor cerebral con un mal … Si por el contrario tu espacio es con limite, puede colocar un colgador horizontal de pared pero a la altura del zócalo, de forma que puedas colgar los zapatos de los ganchos. Si tienes un recibidor extenso, colocar uno en posición vertical contra la pared puede ser un modo divertido de tener todos y cada uno de los zapatos ordenados.

Con la resolución de quitarnos los zapatos en la entrada o en el porche sostendremos la vivienda libre de toxinas, químicos, bacterias y mugre. Otro motivo es que eliminaremos los pésimos olores por hongos que genera el sudor de los pies. Si bien, la razón con mayor peso está en si hay bebés en casa que gatean y se lo llevan todo a la boca; les evitaremos el riesgo de comer lo que no deben y enfermar.

Calcula Tu Horóscopo Chino: Revela Qué Animal Eres Según Tu Año

En las culturas viejas africanas, asiáticas y de europa, tal como la cabeza se asociaba al alma, los pies estaban ligados a las impurezas. Ante los reyes, los súbditos debían descalzarse y mucho más si eran trabajadores que podían “ensuciar” al resto por estar en contacto con la tierra. Lo que la citada compañía de zapatos deseaba probar era, por una parte, la utilidad de usar calzado lavable y, por otro, que es viable contaminar los espacios limpios de una vivienda a través de la pisada. Otras bacterias que Gerba ha hallado fueron la Klebsiella, la Enterobacter y la Serratia, causantes de infecciones urinarias o del aparato respiratorio. Normalmente estas bacterias afectan a pacientes que se encuentran ingresados en hospitales o centros sanitarios por largas temporadas. En él, Javier Pascual Huerta, podólogo, Doctor por la Universidad Complutense de La capital española y directivo de laRevista De españa de Podología, ahora reconocía que ir descalzos es bueno pues nos aporta elasticidad y fuerza en los músculos y tendones del pie.

La tradición marca que cada individuo debe quitarse los zapatos en el «genkan» y entrar o con o sin calcetines o con unas \’zapatillas de estar por casa\’ para la ocasión. Hasta recientemente pensábamos que tras años de insecticidas y productos químicos, la biodiversidad de nuestras casas estaba bajo mínimos, pero semeja que no es de esta manera. Además de esto, es muy interesante que la mayoría de las 93 especies encontradas no son lo que comunmente denominaríamos “plagas”. Por lo que parece, los insectos pasan inadvertidos alimentándose de nuestros residuos o de la mugre que ingresamos en el hogar.

quitarse los zapatos antes de entrar a la casa

Esta costumbre de Japón se remonta a la época donde las casas eran construidas con suelos detatami,un material bastante bien difícil y complejo de adecentar. Por tal razón los nipones han comenzado a quitarse los zapatos para mantener los espacios ordenados y también impecables. Si tu práctica no es como la de los nipones de quitarte los zapatos, sino más bien de higienizar la superficie de tus pisos frecuentemente, las probabilidades de contraer una enfermedad tienen la posibilidad de reducir. La maestra de microbiología y anomalías de la salud infecciosas, Meghan A. May, hace hincapié en las casas donde viven pequeños pequeños, pues cree que se trata de una situación diferente. La especialista advierte que si un niño juega en el piso de una casa que está infectado de bacterias es un escenario propicio para contraer anomalías de la salud.

Marcescens se le dan de vicio las conjuntivitis, las queratitis y otras infecciones urinarias (en algunos casos, también meningitis y endocarditis, pero es considerablemente más raro). Pero, como advierte Pascual, es importante no hacerlo a lo largo de bastante tiempo seguido. De no ser así, y sobre todo en suelos duros, ir descalzos durante mucho tiempo puede aumentar el peligro de alteraciones en el pie como dolor en el talón, en el metatarso y lesiones en los tendones. Pese a todas estas cifras, los especialistas reconocen también que la carga bacteriana que puede llevar un zapato es poco probable que llegue a enfermarnos porque, para ello, precisaríamos el contacto con cientos de microbios.

Los Aterradores Confines De Aokigahara, El Bosque De Los Suicidios De Japón

Por otro lado, en muchas religiones el estar descalzo es un símbolo de humildad. Los musulmanes se lavan los pies antes de rezar y lo hacen sin zapatos. En la religión cristiana algunas de las penitencias suponen caminar descalzo. Los budistas relacionan la mugre y el polvo con los mortales y la pureza y la limpieza con los dioses.

Razones Para Quitarse Los Zapatos Al Ingresar En Casa

Se dejan en la puerta y se reemplazan por un calzado más confortable y que ayude a ingresar en calor. Evitar la suciedad y la contaminación del hogar con toxinas y bacterias de la calle, tal como explotar los múltiples provecho que tiene esta costumbre para el confort del cuerpo son algunos de los motivos por los que ellos lo tienen claro. No obstante por aquí esta práctica todavía es una rareza, algo que deberíamos replantearnos por sus bondades y, por qué razón no decirlo, pues nuestros vecinos asimismo lo agradecerán. Dejando a un lado este estudio, también se afirma que a través de los zapatos introducimos en casa un enorme porcentaje de toxinas. Se calcula que el 98% del polvo metálico presente en la vivienda llegó de esta forma de la calle.