Movimiento Cultural Que Revolucionó Las Ciencias Y Las Artes Dentro De Europa

Pues, ¿quién podría poner, en este templo hermosísimo, esta lámpara en otro o mejor sitio que ese, desde el cual puede, al mismo tiempo, alumbrar el conjunto? Trismegisto le llama el Dios visible, y Sófocles, en su Electra,el que todo lo ve. De esta manera, en realidad, el Sol, sentado en trono real, dirige la ronda de la familia de los astros». El planeta, creado por Dios, no admite distinciones ni escalas; todo en él es apreciado.

movimiento cultural que revolucionó las ciencias y las artes dentro de europa.

El Greco excede el término de artista renacentista por su incesante búsqueda de un universo propio y original. Influido por Tintoretto y Miguel Ángel, su arte va a conocer su mayor avance en Toledo. Con el nuevo gusto, se busca ordenar y actualizar los viejos burgos medievales e incluso se proyectan ciudades de novedosa planta. La búsqueda de la ciudad ideal, opuesta al modelo caótico y desordenado del medievo, será una constante preocupación de artistas y mecenas. De este modo, el papa Pío II reordena su ciudad natal, Pienza, convirtiéndola en un auténtico muestrario del nuevo urbanismo renacentista. En sí, las ciudades se transformarán en el ámbito ideal de la renovación artística, oponiéndose al concepto medieval en el que lo rural tenía un papel preferente gracias al monacato.

Taller De Investigación En Estudios Medievales

Brotó por entonces una forma literaria que luego desembocaría en la novela, que cobró renombre en los siglos siguientes. Vista del Patio del Caballo Blanco del Palacio de Fontainebleau, con la conocida escalera, prólogo de las formas barrocas. Fontainebleau fue la genuina capital artística de Francia a lo largo del Renacimiento. En el grupo palaciego intervinieron algunos de los mejores artistas actualmente. El Renacimiento artístico no fue en Alemania una tentativa de resurrección del arte tradicional, sino una renovación intensa del espíritu germánico, animado por la Reforma protestante.

movimiento cultural que revolucionó las ciencias y las artes dentro de europa.

Estos procesos experimentales se convierten, por consiguiente, en indispensables para la ciencia y se usan las matemáticas como método para argumentar la realidad. Cabe hablar de una ciencia nueva en contraposición a una ciencia vieja, que expresa una manera distinta de actuación científica y supone el surgimiento de otros modelos interpretativos de la verdad (heliocentrismo, idea de progreso, humanismo…). La Piedad del Vaticano, de Miguel Ángel, encargada por el cardenal francés Jean Bilhéres de Lagraulas para su sepultura, hoy en la Basílica de San Pedro.

Mundo Como Una Máquina: La Mecánica Tradicional

La segunda fase del Renacimiento, o Cinquecento , se caracterizó por la hegemonía artística de Roma, cuyos Papas (Julio II, León X, Clemente VII y Pablo III) (ciertos de ellos correspondientes a la familia florentina de los Médici) apoyaron fervientemente el avance de las artes, así como la investigación de la Antigüedad Clásica. No obstante, con las guerras de Italia muchos de estos artistas, o sus fieles, emigraron y profundizaron la propagación de los principios renacentistas por toda Europa Occidental. Históricamente, el Renacimiento fue contemporáneo de la era de los Descubrimientos y las conquistas ultramarinas. Esta «era» marca el comienzo de la expansión mundial de la cultura europea, con los viajes portugueses y el hallazgo de América por la parte de los españoles, lo que rompe la concepción medieval de todo el mundo, esencialmente teocéntrica.

En los años finales de la centuria, la huella de Miguel Ángel tiene sus réplicas en Benvenuto Cellini , Bartolomeo Ammannati, Giambologna y Baccio Bandinelli, que exagerarán los elementos más superficiales de la obra del profesor, situándose de forma plena todos ellos en la corriente manierista. Resalta en esta época asimismo la saga familiar de los Leoni, broncistas milaneses al servicio de los Habsburgo españoles, genuinos creadores de la imagen áulica, un tanto estereotipada, de estos monarcas. Su presencia en España llevará allí de primera mano las noticias renacentistas, extendiendo su influjo hasta la estatua barroca.

El paganismo se introduce en el arte renacentista como contrapunto al planeta hermético y cerrado del medievo en el que Dios era el objetivo de todo. El ser humano en su individualidad y diversidad será a partir de ahora el objeto máximo del interés de los artistas. Al tomar elementos de la arquitectura tradicional, los arquitectos renacentistas lo hacen de forma selectiva, de esta manera por ejemplo en vez de emplear la columna dórica tradicional se preferirá el orden toscano. Del mismo modo se crean formas novedosas, como la columna abalaustrada, nuevos órdenes de capiteles o decoraciones que más allá de que se inspiran en la Antigüedad han de adaptarse al empleo religioso de las iglesias. De esta manera, los amorcillos tradicionales que acompañaban a Venus en las representaciones griegas o romanas pasan a ser angelotes . Los arquitectos emplean las des modulares y la superposición de órdenes que aparecía en las construcciones romanos; las bóvedas se utilizarán bastante como elemento monumental en iglesias y inmuebles públicos.

Lo mismo cabe decir de la más famosa de sus obras, Utopía (que dió nombre al género entero de libros de esta clase), en donde se detalla una sociedad «ideal», o por lo menos liberada de algunos de los vicios e injusticias mucho más sangrantes de todo el mundo de su tiempo. El trastorno de nuestra concepción de la ciencia va a ir acompañado, en los siglos posteriores, del trastorno de la vida civil y hasta de la cotidianeidad familiar, en la medida en que la tecnología transforme en impactos sociales los descubrimientos de la física moderna. Se causó una profunda renovación de las artes y de la literatura considerada en su sentido más general.

El idealismo y también impasibilidad de los dioses clásicos se traslada aquí a un tema cristiano; la serena hermosura de María y de Cristo apenas se ve alterada por el dolor o la misma muerte. Aspecto de la Puerta del Paraíso, en el Baptisterio de Florencia, obra de Lorenzo Ghiberti. Fue Miguel Ángel quien, admirado por la perfección de los relieves de esta puerta, dijo que merecería ser la del propio Paraíso. La yuxtaposición de diversos capítulos en una sola escena es un aspecto arcaico, superado no obstante por el mesurado naturalismo y la novedosa sugerencia del paisaje.

Las Enciclopedias Del Siglo Xviii Y El Espíritu De La Ilustración

En verdad, en 1759 el Consejo de Estado francés prohibía la impresión de la primera edición, siendo incluida la obra en el Índice de libros prohibidos. En España, por su lado, y pese a las prohibiciones, la edición circuló esencialmente, anterior concesión de licencia de lectura de libros prohibidos, entre las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País. Esta laxitud tenía que ver con el papel más tolerante de la Inquisición, encabezada por el filo-ilustrado valenciano Felipe Bertrán. En general, hemos visto que varios eruditos del Renacimiento eran fundamentales para el logro del conocimiento y su evolución como ciencia. En lugar de contemplar los fenómenos naturales y admitirlos como una manifestación de la naturaleza divina, los hombres de esa época creían que la experiencia y el uso de argumentos racionales podrían descubrir nuevos datos sobre estos fenómenos de base científica. En el Renacimiento, en el siglo XVI, se habían observado y descrito las plantas y tratado de clasificarlas.

Movimientos Artísticos Y Culturales De La Edad Moderna

El procedimiento de Galileo se levanta, por una parte, contra el nominalismo vigente en su época y, por otra, contra la pura recogida de datos desde la experiencia, para conseguir una generalización inductiva. Quedaba por explicar la causa física de que el mundo girara mucho más aprisa en su perihelio. Como antes se apuntó, Kepler sugirió –correctamente– que se debía a una fuerza manada por el Sol, pero la proseguía concibiendo de una manera cuasimística, como poderes o facultades que «tiraban» del planeta.