María De Las Mercedes De Borbón Y Orleans Hermanos

Y lo logró, exactamente, en una sala que después sería el despacho del almirante Carrero Blanco y de Carlos Arias Navarro, en el momento en que este fue designado presidente del Gobierno, dos figuras no precisamente apasionadas por la Monarquía. Las increíbles joyas que la condesa de Barcelona recibió como regalo de boda de su suegro, el rey Alfonso XIIIUn total de 16 piezas, muchas de ellas, heredadas de las últimas reinas de España. Aquella mañana de otoño apretaba el sol y los contrayentes sudaron la gota gorda.

maría de las mercedes de borbón y orleans hermanos

Quizás veía a una niña ‘mandona’ en el juego, mientras compartía horas y horas con sus hijas Beatriz y Cristina. seguramente vio en María de las Mercedes algún rasgo del coraje que caracterizó a la mujer que salvó de la historia Eduardo Marquina en su obra ‘Doña María la Brava’. Dio el primer parte de la patología y el Rey telegrafió a los Montpensier, quienes asistieron desde Normandía. Ese día de San Juan la Reina cumplió dieciocho años, mientras que sus síntomas se iban agudizando. Fueron llamados a solicitud diversos médicos, entre ellos Federico Rubio, quien confirmó el diagnóstico de infección ginecológica. El 29 de diciembre de 1874, Alfonso fue proclamado Rey en Sagunto; ese mismo día llegó a París, que viene de la escuela militar de Sandhurst.

Una situación poco ventajosa para ocurrir a su padre pero que fue mejorando en 1933 hasta ponerlo a la cabeza en menos de un par de semanas. Solo un mes antes habían estado los reyes en un viaje en las islas coincidiendo con el 30 aniversario de la proclamación de Juan Carlos como monarca. José Luis Rodríguez Zapatero fue el primer presidente del Gobierno que eligió la isla para disfrutar de sus vacaciones veraniegas.

Los Años De Injurias Al Rey Juan Carlos

Una de ellas es María de las Mercedes de Borbón, esposa de Don Juan, conde de Barcelona y madre del Rey emérito, Juan Carlos I. El 24 de septiembre, santo de Mercedes, tuvo lugar en El Escorial la petición de mano y el día en que el Rey cumplía veinte años, hubo un Consejo de Ministros en el que Cánovas se mostró muy favorable a la boda. Mientras que, Isabel II desde París, negaba su consentimiento, lo que despertó y avivó aún mucho más en los españoles la defensa de aquel idilio, que el marqués de Alcañices el 8 de diciembre solicitaba de manera oficial. En 1865 casaron a la hija mayor, la infanta Isabel de Orléans, con su primo Luis Felipe de Orléans, conde de París y jefe de la vivienda real en el exilio. Orléans, duque de Montpensier, y María Luisa Fernanda de Borbón, hermana de la reina Isabel II e hija de Fernando VII y María Cristina de Borbón. Don Juan de Borbón, hasta ese día jefe de la Casa Real De españa, renuncia a sus derechos históricos y dinásticos, en favor de su hijo en el transcurso de una ceremonia triste y ruin.

Oficiado el trámite frente Dios, la pareja de recién en matrimonio puso rumbo al Vaticano, montada en un Bentley obsequio del duque de la Torre, donde fue recibida sin mucha ceremonia por el papa Pío XI, que ese día no se encontraba para sermones con lo que les despidió velozmente. Después partieron en el mismo vehículo hacia el hall del Enorme Hotel donde se festejó el ágape. Tras unos discursos de agradecimiento, los vivas propios al rey, a España y de rebote a los contrayentes (sin mención alguna a las mamás por el hecho de que una de ellas no estaba presente), Juan y María de las Mercedes emprendieron su sendero hacia la luna de miel. Muy al contrario que su marido, que solicitó a su hijo que le jurara no haberlo hecho a propósito y luego se realizó a la mar, la Brava se desvaneció éticamente, se hundió en el silencio, se sintió solísima y cayó en una vasta depresión. Después de muchos meses en régimen, asilada unas veces en el alcohol y más tarde en su enorme fe, logró salir adelante. Quizás fuera por su enorme vitalidad con lo que Alfonso XIII llamaba María la Brava a su sobrina (y años más tarde nuera).

María Dolores Flores Ruiz

No había cumplido 21 años en el momento en que la proclamación de la República, el 14 de abril de 1931, ordena a sus padres a exilarse, como todos los miembros de la Familia Real. Y es en Italia donde María de las Mercedes se vio obligada a allegar fondos a su casa y a ganarse la vida realizando trabajo de miniado. Más dura fue, en cualquier caso, la situación a la que tuvo que confrontar María de las Mercedes en 1956… Juanito (18 años) y su hermano Alfonso viajaron a Estoril a fines de marzo de ese año con ocasión de las vacaciones de Semana Santa. El príncipe Juan Carlos, que ya vestía uniforme de cadete, llevó desde La capital española una pequeña pistola que le habían regalado.

maría de las mercedes de borbón y orleans hermanos

Allí, conoce, un 14 de enero de 1935, al primer y único amor de su vida. El milagro se genera en el lapso de un baile, en Villa Saboya, con motivo de la boda de la Infanta Bea triz, hija del rey Alfonso XIII, con Alejandro de Torlonia. Al mismo acontecimiento asiste el infante Don Juan de Borbón, Príncipe de Asturias, un oficial de la Marina británica, por concesión del rey inglés, que está haciendo prácticas en el destructor Winchester.

María De Las Mercedes De Orléans

En esta nueva etapa de felicidad, cercada de cariño y respeto, llegaría la muerte de don Juan, el 1 de abril de 1993. Pese a todo, en su silla de ruedas, convertida en su inseparable compañera tras una desafortunada rotura de fémur, continuó acudiendo a cuantos hechos requirieron su presencia. Los avatares de la contienda mundial llevaron a la Familia Real a instalarse en Suiza cerca de la reina viuda Victoria Eugenia.

Retornaron a Sevilla y, un par de meses después, tanto el general Serrano como el resto conspiradores habían sido detenidos. En 1854 se causó un alzamiento en La capital de españa con O´Donnell y Espartero adelante de los 2 bandos. Isabel II encargó a Espartero que presidiera un gobierno progresista. Aun de esta manera la situación, por norma general, no era simple, en tanto que la disoluta vida familiar de Isabel II chocaba con la ejemplar vida de los Montpensier. Don Juan de Borbón, hasta ese día jefe de la Casa Real Española, renuncia a sus derechos históricos y dinásticos, en favor de su hijo en el transcurso de una ceremonia triste y ruin.

Quiénes medramos bajo el amparo de la constitución de 1978, los que nos divertimos nuestra niñez en los años 90 y abrimos los ojos al mundo que nos rodeaba en… Don Juan y su esposa conservaron el título de condes de Barcelona que habían utilizado durante su exilio. En 1931, a raíz de la imposición de la II República tras el golpe de Estado, partió hacia el exilio en Francia al lado de su familia, radicó primero en Cannes y más tarde en París. En el mes de mayo, fue a pasar unos días a Aranjuez, presentando ocasionalmente fiebre y vómitos, si bien a su regreso a la localidad más esencial los madrileños la pudieron localizar por la Castellana y el Retiro.

Aniversario Proclamación Felipe Vi

A lo largo de los pocos días en que preparó el viaje de regreso a España, el joven Soberano confió a Mercedes que ella sería su reina. Mientras tanto, ella estudiaba en el colegio de la Asunción y él —con el apoyo de un competente grupo de políticos— acababa con la Guerra Carlista e comenzaba su reinado en un ámbito de avance. Cánovas no había permitido el regreso de Isabel II, con el propósito de desvincular esta nueva etapa del recuerdo del reinado de la Reina madre, y lo mismo hizo con Montpensier, a quien en febrero de 1876 concedió excepcionalmente un permiso para un rápido viaje a España.