Juan Antonio Ruiz «espartaco» Juan Ruiz Rato

Por temor a una filtración a la prensa, la noche del 7 al 8 de junio de 1991, a las 12 en punto de la noche, Espartaco y Patricia se casaban en lo más mínimo secreto en la capilla del santuario de Nuestra Señora de Loreto, muy cerca de Espartinas. En la liturgia solo estuvieron los padres y hermanos del torero además de su apoderado, Rafael Moreno. Espartaco iba vestido de corto con un traje de Pedro Algaba y lucía en su muñeca el reloj de compromiso que le había regalado su novia. Ella, por su parte, lució un diseño blanco con velo de tul que había comprado en una tienda de la ciudad más importante hispalense.

A sus prácticamente 60 años, Juan Antonio Ruiz \’Espartaco\’ no ve el momento de convertirse en abuelo. Al que fuera una de las considerables figuras del toreo en España le encantaría, sin duda, que su hija Alejandra se lanzara a tener descendencia. El diestro andaluz, que se retiró de los ruedos hace ahora dos décadas, ha vuelto a reconocerlas ganas que tiene de ver a un nieto en la familia. “¡Sí, claro!”, respondía este sábado con una enorme sonrisa en la cara cuando le preguntaban por este motivo.

El año nuevo viene lleno de proposiciones tentadoras en las que dejar volar todos y cada uno de los sentidos. A Alejandra le llaman los suyos Ale, pero también tiene un apodo que se inventó su madre, Patricia Rato, quien le denomina en la privacidad Lucecilla, pues, a juicio de su progenitora, “llena de luz los sitios por los que pasa”. Juan Antonio habló para LA RAZÓN y reconoció que “me encantaría ser abuelo. A ver si mi hija Alejandra me da esa alegría y se queda embarazada pronto. Espartaco se vistió de luces y la fiesta encontró un nuevo mito a quien glosar.

El Español

Entre los enormes sueños de Juan Antonio Ruiz “Espartaco” es tener un nieto. Así nos lo confesó esta semana en un acto festejado en homenaje al enorme Curro Romero. No está tolerado verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. El director de El Mundo escoge las noticias de mayor interés para ti. Poderoso y dominador en los ruedos, fue el diestro que mucho más corridas toreó en el siglo XX.

juan antonio ruiz «espartaco» juan ruiz rato

Tomó la opción alternativa el 1 de agosto de 1979, con 16 años, de la mano de Manuel Benítez El Cordobés, después de mucho más de 100 becerradas, y la confirmó en Las Ventas en 1983. En los años 80 fue una de las grandes figuras del toreo y superaba las cien corridas por temporada. El pequeño de la familia cumplía 18 años en el último mes del año y hoy vive entre Pamplona, Sevilla y La capital de españa. La hija del torero \’Espartaco\’ y de Patricia Rato va a viajar a la ciudad más importante británica gracias al Programa Pro Abogacía Internacional del bufete Cuatrecasas… La hija de Espartaco y Patricia Rato confió en Pronovias para el día de su boda con Ernesto Novales. Pekín, 6 ene .- La oleada de contagios de covid llegó a su pico en grandes ciudades como Pekín, mientras que el Gobierno reitera que que la situación está bajo control pese a las dudas sobre las cantidades oficiales de muertos y al hecho de que los hospitales prosiguen haciendo un trabajo a destajo para salvar vidas.

Espartaco Y Mariló Montero En La Exposición Floras De Espartinas

Juan cumplía 18 años en el mes de noviembre pero no fué hasta ahora cuando lo ha celebrado. Antonio Ruiz \’Espartaco\’, abuelo de la novia, era el primero en llegar a la capilla elegida para la celebración. Según ha podido averiguar JALEOS, forma parte a Tolentino y está realizado con seis raquis de avestruz, fusionados y ensedados en \’degradé\’. La exmujer del torero Espartaco le va a dar el “sí, quiero” el 8 de septiembre al empresario Javier Moro en un lugar idílico. Moscú, 6 ene .- A las 12.00 hora de Moscú (09.00 GMT) entró hoy en vigor el prominente el fuego unilateral de 36 horas en Ucrania ordenado por el presidente ruso, Vladímir Putin, con motivo de la Navidad ortodoxa, que se celebra el 7 de enero.

Él se atrevió a pedirle el teléfono y ella (en aquellos tiempos no había móviles inteligentes) le dio el de la oficina donde trabajaba. Se veían cuando él pasaba por Madrid y aunque sus encuentros no eran varios, sí que tenían largas diálogos telefónicas. Tras múltiples meses, el torero la invitó a su finca sevillana y ahí le presentó a su familia. Patricia dejó la vivienda familiar y cambió el lujo y el agobio de la enorme ciudad, por la facilidad del campo.

Por eso, en la noche del 7 al 8 de junio de 1991, Espartaco y Patricia se casaban en lo más mínimo secreto únicamente con los progenitores y hermanos del novio, así como su apoderado, como invitados. Además de esto, pocos días después, nuestro torero confirmaba que estaban aguardando su primera hija que nacería siete meses después. Patricia cambiaba su vida en la capital para instalarse en la finca sevillana del torero junto a sus suegros y daba un giro radical a su vida. No obstante, y más allá de que con ocho años se puso por primera vez enfrente de una vaca, y que con doce toreara por vez primera en público, Espartaco no supo de qué forma coger el toro por los cuernos tras su separación en mayo de 2010.

En la corrida de la ganadería de Virgen María-Santa Ana figuraban seis matadores de la ciudad como son Oliva Soto, Esaú Fernández, Lama de Góngora y Ángel Jiménez y los hermanos Javier y Borja Jiménez, ofreciendo este último una de sus faenas a \’Espartaco\’. Antes, veíamos al diestro con Alejandra juntos a la entrada del recinto, al paso que posteriormente ella ocupaba su taburete en la grada al lado de sus amigas Teresa Ferrater Aguado y Natalia Quirat, con las que se retrataba de espaldas en un bonito chato aéreo del chisme. Hijo de Dolores Román Salado y del novillero Antonio Ruiz Rodríguez, vivió su infancia en el seno de una familia humilde. Sus inicios en el toreo no fueron fáciles pero con tan solo 12 años se vistió por vez primera de luces.

Al paso que Patricia disfruta del verano con sus tres hijos, Juanito, Isabel y Alejandra, en Sotogrande (Cádiz) y se escapa a Marbella como logró este sábado para formar parte en la Starlite Gala, su exmarido ha preferido dejar España. La pareja, que transporta un par de años y medio de relación, se va a dar el \’sí, deseo\’ el 8 de mayo de 2021 en un santuario de Sevilla. Y los dos conocen el sexo del bebé pero por ahora no han querido desvelarlo. Se trataría del primer nieto de Espartaco y Patricia Rato, y aunque no se han pronunciado aún, la emoción en la familia tiene que ser gigante.

De hecho, aún se recuerda de qué forma el extorero fue incapaz de salir al paso de los comentarios que brotaron sobre la amistad de su hija Alejandra, que por aquel entonces tenía 18 años, con Francisco Rivera. Lo hicieron de noche y en secreto dado que su romance ya levantaba polvareda en los medios, el 7 de julio de 1991 en el santuario de la Virgen del Loreto en Espartinas, en presencia de la familia del torero pero en sepa de la de la novia, que se oponía al link. Espartaco y Patricia formaron una preciosa familia y su matrimonio parecía de esos para toda la vida. Los vimos juntos en varios eventos sociales y ciertas bodas que han marcado una temporada como la de Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera en octubre de 1998. El torero había fundado su propia ganadería en 1990 en su finca Dehesa Majavieja (donde se celebrará el banquete de la boda de su hija este sábado y que ella misma administra ya hace tres años) con la que ha cosechado éxitos como ganadero todos estos años.

Se trató de un enlace íntimo que, tras la ceremonia, el enlace se trasladó a la Dehesa Majavieja, propiedad de Espartaco y que, desde hace tres años, regenta la novia. Los novios agasajaron a sus invitados con un menú a base de comida que mezclaba la cocina andaluza con la asturiana (en homenaje a los orígenes de la orgullosa madre de la novia). Aunque parecían el matrimonio ideal, la pareja anunciaba su separación en el mes de marzo de 2010 después de 19 años juntos y firmaron el divorcio en diciembre de ese mismo año. Patricia se fue a vivir a Madrid para estar mucho más cerca de sus hijas, que estudiaban en la ciudad más importante, y aquí rehízo su historia tras el divorcio. Siempre trataron de sostener al margen a sus tres hijos de su proceso de separación y de a poco lograron llevar una relación de cordialidad.

En verano, Menorca y, más que nada, la única urbanización gaditana de Sotogrande, son sus lugares favoritos para pasar las vacaciones de verano al lado de su madre y sus hermanas. El pasado verano, sin embargo, Juan cumplió uno de sus grandes sueños y recorrió Europa al lado de varios de sus amigos en Interrail, una de las aventuras que eligen varios jóvenes de su edad, como asimismo logró Amina Martínez de Irujo el año pasado antes de comenzar sus estudios universitarios en Reino Unido. Juan y sus colegas visitaron Italia, Grecia, Alemania, Croacia, Austria y Francia, y gozaron tanto de visitas a los lugares más turísticos, a los museos de cada localidad y también de las discos mucho más populares de cada capital que visitaron. Tras las turbulencias que ocasionó la separación de Patricia Rato y Juan Antonio Ruiz Espartaco, poco a poco la normalidad comienza a ser la tónica entre ellos.